Los asesinatos dolosos en Morelos continuarán en la impunidad debido a que los propietarios de bares y particulares difunden a través de las redes sociales o filtran los vídeos realizados por los agresores al momento de cometer el ilícito, violando la escena del crimen y otras particulares establecidas según el marco legal.

Al filtrarse a los medios de comunicación el material exclusivo para su investigación del ministerio público permiten la fuga de quienes asesinaron o –en su caso- hirieron algún menor de edad o ciudadano, afirmó el vocero de la Comisión Independiente de los Derechos Humanos del Estado de Morelos (CIDHEM), José Martínez Cruz.

Lamentó que hoy los videos de ciertos crímenes en bares o en la vía pública corran sin ninguna restricción en las redes sociales, motivándolos también al morbo y violentando los derechos humanos de las personas que fueron agredidas con armas de fuego.

Dijo que está acción solo violenta el marco del derecho, generando impunidad al permitir la fuga del agresor hacia otro estado de la República e incluso a otro país.