El pasado sábado, Jalisco vivió una emocionante noche de box donde el plato fuerte fue la pelea entre Julio César Chávez y Héctor Camacho Jr. Sin embargo, los enfrentamientos previos fueron protagonizados por sus hijos Chávez Jr. y Omar Chávez, que cayeron ante Anderson Silva y Ramón Álvarez.

Ante ello, el Gran Campeón estalló y se mostró harto del nivel que han mostrado sus hijos dentro del pugilismo, señalando que ninguno de los dos se esfuerza como debería. “Este es un cuento de nunca acabar.

Prefiero que se retiren y ya la chingada. Porque si no se van a preparar a conciencia solo van a hacer un pinche ridículo”, señaló Julio César Chávez.

Por su parte, señaló que lo tienen estresado y que se arrepiente de haberlos integrado en la cartelera de su pelea contra Macho Camacho Jr., misma que significó su retiro de los encordados.

“Quisiera que estuvieran chicos, ahora de grandes cómo chingan, la neta. Me tienen estresado, ha sido una chinga. Me arrepiento de haberlos metido, porque yo hubiera hecho mi exhibición alegre”, añadió.

Elogios al Canelo
Por su parte, Julio César Chávez -en su despedida del box- señaló que se queda como máximo exponente Saúl Canelo Álvarez, quien es considerado el mejor libra por libra de la actualidad y muchos ya lo posicionan entre los mejores pugilistas de la historia.