Un perrito cayó por accidente en la piscina congelada de su casa, pero su dueña se lanzó en ésta para rescatarlo y logró evitar que muriera por hipotermia.

El valiente acto de esta mujer sucedió en la localidad de Murfreesboro, en Tennessee, Estados Unidos. Y gracias a que la mujer tiene instalada una cámara de seguridad que apunta directo a su patio, fue como su heroico rescate quedó captado en video y ya fue retomado por varios medios locales.

En la breve grabación de menos de dos minutos, podemos ver cómo dos perros juegan en el patio de la casa de Jennie Tatum, el cual está completamente cubierto de nieve y donde la piscina luce completamente congelada. Pero lo feo acá es que una de las mascotas, el perrito Sid, cae por accidente a la alberca y le resulta imposible salir por sus propios medios.

Es entonces cuando vemos a la valiente mujer en escena, quien se lanza a la piscina congelada a pesar de los riesgos con tal de rescatar a su querido amigo. “Fue pura adrenalina. Ni siquiera pensaba en tener frío”, explicó Tatum a abc 7 news.

Pero el drama aumenta cuando vemos que luego de buscarlo entre el hielo de la alberca, no logra encontrarlo y decide salir de la misma, probablemente en busca de ayuda o de algún objeto para poder buscar con más facilidad entre el hielo.

Mujer rescata a su perrito de una piscina congelada y evita que muera

Captura de pantalla

Antes de que vuelva a salir de la escena, Jennie nota algo dentro de la piscina y rápidamente vuelve al punto donde cayó inicialmente su perrito. Luego de unos segundos y de volver a meterse en la gélida alberca, finalmente vemos cómo la mujer consigue sacar a su lomito.

Sid quedó en muy mal estado luego de los interminables segundos que pasó en el agua congelada. Según April Smith, la veterinaria que lo atendió, el perrito no habría logrado sobrevivir si hubiera pasado un minuto más atrapado en la piscina, por lo que felicitó a la mujer por actuar tan rápido para rescatarlo.

 

El perrito ya se encuentra bien, aunque dicen que ahora le tiene un poco de miedo a la piscina y se acerca lo menos posible.