Una de las sobrevivientes de la estampida en la que fallecieron doce aficionados en el estadio Cuscatlán de San Salvador, entregó su relato sobre lo ocurrido en el incidente.

Se trató de Sandra Guzmán, de 40 años, quien fue la sobreviviente que relató su experiencia tras ser internada en el capitalino hospital nacional Rosales.

«Me cayeron un gran montón de gente encima, no podía ni respirar, me estaban ahogando«, contó Guzmán la madrugada de este domingo 21 de mayo, tras salir del hospital.

Cuando estaba frente al portón, narró, «la gente me empujaba para meterse (al estadio), ya no me dieron chance de retroceder, cuando vine a ver entré en crisis, tenía mucha gente encima. Me desmayé, cuando vine a despertar estaba en el hospital».

Con un vendaje en la rodilla izquierda, Sandra salió caminando con dificultad del hospital acompañada de su amigo Javier Ramírez, de 31 años. Ambos confiesan que «primera y última vez» que les pasa un percance porque no volverán al estadio.

De acuerdo a la Policía Nacional Civil (PNC), «las primeras informaciones apuntan a una estampida de aficionados que trató de entrar a ver el partido entre Alianza y FAS».

En tanto, el portavoz de Comandos de Salvamento, Carlos Fuentes, declaró que actualmente hay más de 500 internados de 35 mil que se congregaron en el estadio.

Hasta el momento las autoridades indicaron que, se debió a la caída de la puerta del estadio y buscan determinar qué fue lo que ocasionó que los aficionados tomaran dicha decisión.

Información Notigram.