La legendaria actriz Carrie Fisher fue inmortalizada con su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en el Día de Star Wars, pero sus hermanas, Joely y Tricia Fisher, no fueron invitadas.

La hija de Fisher, Billie Lourd, explicó en un comunicado que no las invitó porque sintió que debía proteger el legado de su madre, ya que sus hermanas comenzaron a «capitalizar con su muerte» después de que falleciera en 2016.

Lourd dijo que sus tíos nunca consideraron cómo afectarían sus acciones al legado de Fisher y su familia.

Sus hermanas y su hermano, Todd Fisher, escribieron libros sobre la vida de Fisher después de su muerte, lo que llevó a Lourd a sentirse dolida.

Todd Fisher declaró a través de TMZ que le parecía «desgarrador e impactante» no poder asistir a la ceremonia.

Él y sus medias hermanas confirmaron que fue Lourd quien les negó la entrada.

Todd Fisher intentó acercarse a su sobrina en más de una ocasión para arreglar sus diferencias sin éxito antes de que la noticia se hiciera pública. Los organizadores de la ceremonia le dijeron que si él aparecía, Lourd no lo haría.

“Por alguna razón extraña y equivocada, nuestra sobrina decidió no incluirnos en este momento épico en la carrera de nuestra hermana. Esto es algo para lo que Carrie definitivamente hubiera querido que sus hermanos estuvieran presentes. El hecho de que su único hermano y sus dos hermanas fueran intencional y deliberadamente excluidos es profundamente impactante”. Todd, Joely y Tricia Fisher

Todd Fisher declaró que nunca aprovechó la muerte de su hermana o de su madre para su propio beneficio y que su libro era un homenaje amoroso y veraz a sus vidas juntos.

“Nunca aproveché la muerte de Carrie o de mi madre Debbie, y de ninguna manera quise lastimar a Billie… Esa es la verdad. El padre de Billie estaba muy al tanto de mi libro con meses de anticipación, el cual era un homenaje amoroso y veraz a las increíbles vidas (no muertes) de Carrie y mamá y los más de 60 años que pasé con ambas”. Todd Fisher

La exclusión de las hermanas de Carrie Fisher del evento y la tensión entre Lourd y Todd Fisher ilustran una lucha por el control del legado de la actriz después de su muerte.

Información notigram.