El Jabón Zote lanzado en 1970 por la Fábrica de jabón La Corona, fue el primer jabón en el mundo en ser fabricado a partir de ácidos grasos destilados.

Desde el primer día solo por el puro nombre fue todo un éxito, pero pronto nuestras abuelitas comprobaron que es ideal para quitar las manchas del cuello y de las axilas por lo que se convirtió en su jabón favorito, por su agradable olor no tardaron en usarlo como desodorante para closets y cajones.

Nuestros abuelitos no se quedaron atrás y lo usaban hasta para tapar fugas de gas, sellar tanques de gasolina, sellar los rines de las llantas de los coches, etc.

No fueron pocos los grandes Maestros del arte que sus primeros pininos los hicieron tallando una barra de jabón Zote.

Al ser un jabón 100 % puro sin agregados químicos, muchos médicos lo recomiendan para la limpieza de heridas quirúrgicas, raspones, úlceras en piel, etc…

Para bañar a los perros es ideal, los limpia, los desinfecta y hasta los deja oliendo bonito.

¿Cuántos de nosotros no fuimos alguna vez a la Tienda de la esquina a comprar un Jabón Zote chico?

Actualmente nuestro jabón Zote se vende en los Estados Unidos y todo el resto del Continente, sin tener que gastar un solo centavo en publicidad.