Hace aproximadamente 250 años atrás habitó en nuestro planeta el “ictiosaurio”, conocido como dragón marino, que podía alcanzar hasta los 25 metros de largo.

Recientemente se descubrió el fósil más grande jamás visto.  El descubrimiento tuvo lugar en la Reserva Natural de Rutland, unos 120 kilómetros al norte de Londres, donde se halló el fósil de un dragón marino de 10 metros de longitud.

El paisajista Joe Davis trabajaba en la Reserva en febrero del 2021 cuando hizo la increíble hazaña. Las excavaciones comenzaron entre agosto y septiembre del 2021, luego de que descendiera el nivel del agua en el lago, y concluyeron a principios de este enero.

Según Dean Lomax, paleontólogo de la Universidad de Mánchester, quien dirigió las excavaciones, es uno de los hallazgos más importantes en la historia de la paleontología británica.