Sin duda Harry Potter es una de las sagas más exitosas, la cual está basada en los libros escritos por J.K Rowling. En las películas, los actores juveniles alcanzaron fama mundial, además de que lograron consolidar su carrera como Emma Watson, Daniel Radcliffe, así como Rupert Grint, quien dio vida al simpático Ron Weasly. Aunque los actores lograron éxito con dichos personajes, lo cierto es que por mucho tiempo fueron catalogados por los mismos. Además de este inconveniente, también tuvieron que regresar a los mismos sets de grabación por varios años, algo que pudo ser “sofocante”, esto de acuerdo con Rupert Grint.

Rupert Grint, quien hace unos meses se convirtió en padre por primera vez, en una entrevista para el podcast Armchair Expert de Dax Shepard recordó los años en los que trabajó en las películas de Harry Potter, además mencionó que para él era duro grabar dichas producciones.

“Hubo un momento en que se sintió bastante sofocante porque era duro ir (a grabar), porque era lo mismo cada día por 10 años. Nunca terminaba, cada año volvíamos, y era como el Día de la Marmota porque era la misma escenografía. A veces, definitivamente, sentía que quería hacer algo más, ver qué más había allá afuera”.

A pesar de que grabar las películas de Harry Potter era un poco repetitivo, Rupert Grint destacó que todos los actores que participaban en los filmes formaron una gran familia.

Finalmente, el actor reveló que se avergüenza de algunas etapas que vivió durante la filmación de las películas e incluso le da pena su look que luce en una de las películas.